Biocorp

Aromaterapia logo biocorp

Línea Servicio al Cliente:  (604) 448 44 18  – 310 360 68 13

logo transparente biocorp
Portada » Rosas

Rosas

Rosas (Rosa Damascena)

El género Rosa está formado por un conocido grupo de arbustos espinosos y floridos representantes principales de la familia de las rosáceas. Se denomina rosa a la flor de los miembros de este género y rosal a la planta.

El número de especies ronda los 100, la mayoría originarias de Asia y un reducido número nativas de Europa, Norteamérica y África noroccidental. Tanto especies como cultivares e híbridos se cultivan como ornamentales por la belleza y fragancia de su flor; pero también para la extracción de aceite esencial, utilizado en perfumería y cosmética, usos medicinales (fitoterapia) y gastronómicos.

Existe una enorme variedad de cultivares (más de 30 000) a partir de diversas hibridaciones, y cada año aparecen otros nuevos. Las especies progenitoras mayormente implicadas en los cultivares son: Rosa moschata, Rosa gallica, Rosa damascena, Rosa wichuraiana, Rosa californica y Rosa rugosa.

Los cultivadores de rosas del siglo XX se centraron en el tamaño y el color, para producir flores grandes y atractivas, aunque con poco o ningún aroma. Muchas rosas silvestres y «pasadas de moda», por el contrario, tienen una fragancia dulce y fuerte.

Rosas rojas

El aceite de rosas es extraído de los pétalos de varios tipos de rosas.

Especies de Rosas para Producción de Aceite

Existen dos principales especies de rosas que se cultivan para la producción de aceite:

•    Rosa damascena, rosa de Damasco, la que crece en Bulgaria, Turquía, Rusia, Pakistán, India, Uzbekistán, Irán y China

•    Rosa centifolia, que crece en Marruecos, Francia y Egipto

Compuestos Presentes en el Aceite de Rosas

Los compuestos químicos más comúnmente presentes en el aceite de rosas son:

citronelol, geraniol, nerol, linalool, alcohol fenetílico, farnesol, pineno, terpineno, limoneno, paracimeno, camfeno, cariofileno, citral, acetato de citronelilo, acetato de geranilo, acetato de nerilo, eugenol, óxido, damascenón, benzaldehído, alcohol bencílico.

Los compuestos clave que contribuyen al sabor y olor distintivo del aceite de rosas son, sin embargo, la beta-damascenona, la beta-damascona, la beta-ionona, y el óxido de rosas. La presencia y cantidad de beta-damascenonas es considerada cómo indicadores de calidad del aceite de rosas. Aunque estos compuestos existan en menos de un 1%, contribuyen en la generación de más del 90% del contenido aromático de los aceites de rosas, debido a su bajo umbral de detección de olor.

Propiedades:

  • En el cuidado de la piel ayuda a tratar arrugas, a desinflamar la piel sensitiva, a combatir la sequedad excesiva y a rejuvenecer. Ayuda a mejorar el aspecto de cicatrices.
  • Es un afrodisíaco. por esto es tan usado en ocasiones románticas.
  • Tiene efecto  anti-depresivo su olor y sus propiedades químicas ayudan a calmar, balancear y darnos alegría.

Encuentra aquí más información sobre plantas para aromaterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *