Poleo

 

Poleo menta (Mentha pulegium )

 

El poleo, también conocido como poleo-menta, se extiende por zonas húmedas a lo largo de todo el Mediterráneo y por Asia Occidental. Sus flores pueden ser rosadas, violetas y rara vez blancas.

Partes usadas de la planta: sumidades aéreas.

Planta perenne de 10-40 cm de altura. Presenta un tallo ascendente y ramificado, con un tacto aterciopelado. Las hojas son elípticas y estrechas, con un peciolo corto, de margen entero y con unos puntos translúcidos que corresponden a glándulas de aceite esencial. Las inflorescencias son falsos verticilos axilares con flores rosadas o violeta. Los frutos son de un color pardo brillante.

 

Se han identificado los siguientes componentes en el poleo menta:


• Aceite esencial (0.5-2.0%). Monoterpenos como pulegona (60-90%), mentona (10-20%), isomentona (2-10%), piperitenona, acetato de neoisomentilo.
• Taninos.
• Flavonoides. Diosmina, hesperidina.
• Ácidos: acético, butírico, láctico, fórmico, palmítico, rosmarímico, salicílico.
• Carvacrol.
• Otros terpenos. α-pineno, β-pineno, β-felandreno, cadineno, canfeno, isopulegona, limoneno, mentol,

Propiedades:

♣ En uso interno se le conocen las siguientes propiedades medicinales:
• Digestivo. Favorece la digestión, ya que aumenta la producción de jugos gastrointestinales.
• Antiespasmódico. El poleo menta produce una relajación del músculo liso.
• Hipnótico. El poleo menta produce una depresión del sistema nervioso central, disminuyendo el período de inducción del sueño.
• Carminativo. Ayuda a la expulsión de los gases intestinales.
• Diaforético. Aumenta la producción de sudor.
• Antipirético. Ayuda a rebajar la fiebre, debido a la presencia de ácido salicílico y mentol. De igual forma, sirve para inducir la sudoración, por lo que es bastante beneficioso, puesto que ayuda a bajar la fiebre que suele venir asociada a estos procesos.
• Combate el mal de altura, propiedad que debe a su contenido en ácido rosmarínico y eugenol, que actúan como anticoagulantes y ayudan a mejorar la circulación sanguínea.
• Analgésico. El timol y el ácido salicílico actúan como calmantes en casos de dolor producido por enfermedades de tipo reumático, como la dermatitis reumatoide.

♣ En uso externo, debido a su contenido en sustancias astringentes y vulnerarias (taninos, flavonoides, cinc y ácido fórmico) y antibacterianas lo convierten en un buen tratamiento para afecciones de la piel tales como:
• Heridas. Ayuda a desinfectar y favorecer la cicatrización.
• Picor. Ayuda a disminuir el prurito.
• Picaduras de insecto (abejas, piojos, pulgas, garrapatas, mosquitos etc.).
• Hemorroides. Debido a las propiedades astringentes, antiinflamatorias y vulnerarias.
• Aparato genital femenino. Ayuda a eliminar microorganismos causantes de infecciones que producen escozor o picor vaginal (vulvitis, vulvovaginitis, vaginitis, flujo vaginal).
• Eccemas. Ayuda a disminuir el prurito y alivia el picor dando sensación de frescor.

Contraindicaciones/precauciones: No se debe utilizar durante el embarazo y la lactancia. El aceite esencial de la planta poleo a dosis altas es neurotóxico y depresor cardiorespiratorio.