Laurel

 

Laurel ( Laurus nobilis )

 

De la familia de las Lauráceas. Crece en tierras húmedas y sombreadas

Las hojas son lanceoladas y coriáceas. Las flores son pequeñas, de color blanco o amarillo. Sus frutos son unas drupas similares a las aceitunas, que solamente las producen los laureles hembra.

Componentes activos: Las hojas de laurel son ricas en aceite volátil en el que hay un 45% de cineol, tanino y un principio amargo. Las bayas contienen un 25 % de aceite graso y hasta un 3% de aceite volátil compuesto de cineol, geraniol, linalol y otras sustancias.

El laurel es un aromatizante de uso universal; interviene en la preparación de numerosísimas recetas culinarias. Las hojas de laurel son usadas como condimento en la gastronomía europea (particularmente en la cocina mediterranea), así como en Norteamérica y Centroamérica. Estas se utilizan en sopas, guisos y estofados, así como en carnes, pescados, mariscos y vegetales. Las hojas se utilizan generalmente enteras y retiradas antes de servir. También pueden ser trituradas o molidas antes de cocinar para darle un mejor gusto a la comida.

 

Propiedades:

 

Aperitivo, Digestivo, Carminativo (elimina los gases del conducto digestivo), Antiinflamatorio (muy efectivo aplicado externamente). Antiséptico, Estimulante, Sudorífico

El aceite de los frutos tiene aplicaciones tópicas muy eficaces en abscesos, contusiones y otras afecciones de la piel. El laurel es un excelente tónico para el estómago. Sus hojas son antiespasmódicas, carminativas y estomacales. En infusiónestimula el apetito, activan la digestión, eliminan las flatulencias y son excelentes contra la debilidad del estómago y para las digestiones difíciles.

Se recomienda no abusar del laurel como condimento, ya que excita el estómago a segregar jugos en cantidad excesiva. En cambio, está muy indicado para adobar las comidas de las personas sin apetito.

Las hojas de laurel contienen cineol y eugenol, que le otorgan sus propiedades carminativas (reducen los gases o alivian la flatulencia) y hepatoprotectoras.

El aceite de laurel es buen aceite para los masajes, indicado contra los dolores reumáticos y tras un intenso ejercicio deportivo. Un aceite que podemos encontrar como fragante en muchos perfumes y cosméticos